En un fin de semana en el que me apetecía descubrir una película desconocida, aparece El Círculo en el catálogo de Filmin, con Emma Watson y Tom Hanks en portada. Inmediatamente pienso: ¡a por ella!

Os pongo en situación: El Círculo es una súper empresa tecnológica (al estilo Google) que lo controla prácticamente todo y en la que cualquiera querría trabajar. Mae es una joven que busca un trabajo que le permita desarrollar todo su potencial y, además, ayudar a su familia con los gastos médicos. Así, tras conseguir un puesto en la empresa, El Círculo se convierte en un micromundo donde Mae va entrando poco a poco hasta que la absorbe por completo.

La película está basada en una novela homónima de Dave Eggers.

Es muy interesante, porque aunque al principio se imita un aire futurista o incluso distópico, la mayoría de la tecnología que vemos ya está presente en nuestra sociedad. Actualmente existen grandes empresas tecnológicas que siguen nuestros movimientos y conocen nuestros comportamientos.

Probablemente el elemento más renovador sea la forma en la que se plantea esta tecnología. Mientras que la mayoría de veces que hablamos de Google, Amazon o Facebook lo hacemos en términos económicos enfocados a publicidad y consumo, en el El Círculo la propuesta es un pelín distinta. El objetivo principal es el poder económico pero desde el control gubernamental, más bien.

Película El Círculo

La película tiene dos grandes problemas (desde mi punto de vista, claro). Por un lado, teniendo un elenco muy destacable, acabamos viendo a una Emma Watson aburrida y un Tom Hanks que es poco más que un reclamo. Casi toda la película está llena de secuencias planas, relaciones superficiales y giros de guion que no llevan a ninguna parte… Nos presentan personajes que podrían ser interesantes pero que no aportan nada, crean momentos muy tensos que no desenbocan en ninguna reacción que entendamos. En general, se presenta una historia que, aunque imprevisible, es poco o nada emocionante.

El segundo gran problema que veo es el planteamiento del tema. Pudiendo ser una película crítica con el modelo actual y las grandes empresas que nos “controlan”, acaba siendo poco más que un toquecillo de atención. De hecho, diría que no expone ningún problema con la tecnología en sí, sino únicamente con las empresas que la gestionan y sus directivos. Todo es sumamente sutil y complaciente.

Si el hecho de acabar siendo una película del montón no era lo bastante malo, deja un mensaje final completamente insignificante para mi, como espectadora. El Círculo acaba siendo una película desaprovechada completamente.

Película El Círculo

Lo único que no se puede negar, es que despierta un debate interno mientras la ves. Yo personalmente discutí con la televisión mientras la veía. Además, a lo largo de la película consigue hacerte sentir tan atrapada como la propia protagonista se siente dentro de El Círculo. Incluso diría que más indignada que ella misma.

En términos generales, la película tiene buen ritmo y no se hace pesada. Podría volver a verla, no tanto por entretenimiento (como ha quedado claro) sino por tener el placer de discutir los temas que trata con alguien que aún no la haya visto.

Si te fascina este tipo de temática (el uso de las nuevas tecnologías, cómo afecta a la sociedad, las implicaciones que tiene…) te recomiendo que la veas. Creo que, en ese sentido, aporta una perspectiva y abre una discusión.  Eso sí, si lo que buscas es pasar un rato entretenido te sugiero que veas cualquier otra película de Emma Watson o Tom Hanks. Por ejemplo, hace no mucho vi Mujercitas, tal vez te interese.

¿Vosotras la habéis visto? ¿Qué os pareció?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Perfiles en Redes Sociales