Cuando estrenaron Ocean’s 8 en los cines me quedé con ganas de verla. Unía dos cosas que me encantaban: la saga de películas Ocean’s y Sandra Bullock. En el papel sonaba genial y, la verdad, podría haberlo sido.

La sinopsis en Filmaffinity nos cuenta que “Debbie, hermana de Danny Ocean, decide cometer el atraco del siglo en la gala Met anual que se celebra en Nueva York. El primer paso será conseguir al equipo criminal perfecto: Lou, Rose, Daphne Kluger, Nine Ball, Tammy, Amita y Constance.”

Todo comienza viendo como Debbie (Bullock) sale de prisión y se reencuentra con su socia, Lou (Blanchett). Resulta que Debbie ha tenido 5 años para tramar el robo perfecto.

Todo el grupo de Ocean's 8 organizando el atraco
Escena de Ocean’s 8

El problema más esencial es que Sandra Bullock, a pesar de lo mucho que me encanta, tiene  la misma efusividad y energía en esta película que yo cuando tengo que esperar la cola para comprar el pan. Hay muy pocos momentos en los que realmente sientas algo similar a intriga, emoción o tensión… todo es desesperadamente plano.

La forma en la que se desarrolla todo el plan está bien. Todo tiene una acción-reacción lógica y previsible, que en términos generales te va manteniendo dentro de la historia pero que tampoco te aporta más.

Lo mejor de Ocean’s 8

Lo mejor que hay en Oceans’8 son sin duda las actrices. Son diversas y heterogéneas, y en general, todas lo hacen genial en sus papeles. Personalmente, me ha gustado mucho el toque divertido que han aportado tanto Anne Hathaway como Helena Bonham Carter. Las dos de 10.

El estilo visual de la película es muy interesante y todo está hipercalculado. Hay una perfecta armonía entre lo elegante y lo grunge, encarnado (más personalmente) por Cate Blanchett. Aunque es algo que envuelve a todo el estilo visual del film.

Quizá eso sea lo único interesante, realmente.

Cate Blanchett y Rihana en Ocean's 8
Cate Blanchett y Rihanna en Ocean’s 8

Todas las actrices, por sí solas, tienen su aquel en el personaje. La decepción viene cuando la construcción del grupo es tan sosa.

Parte de la gracia que tiene esta saga siempre ha estado en los integrantes del clan “Ocean”, de ahí que el nombre de la película variase en función de la gente que participase en el atraco. Todos ellos tenían una relación que los unía íntimamente, sino entre todos, al menos con alguno de los personajes protagonistas. Esto es lo que suele dar la idea de unión colectiva, sin ser necesariamente real.

En este caso, bien podrían haber puesto un anuncio en el periódico para encontrar a las integrantes… ni se conocen ni sienten ninguna simpatía entre ellas. Son desconocidas jugando un papel en un plan que les es completamente ajeno. Incluso si lo único que les uniese fuera el dinero, ¡nadie lo diría!

Personajes de Ocean's 8 en una escena de la película
Escena de la película Ocean’s 8

Por todo esto, me ha decepcionado. Esperaba más en muchos aspectos. Podría haber sido buena sin haber repetido el mismo esquema que las anteriores, y desde luego, podría haber dado muchísimo más juego con unas actrices que lo hacen tan bien.

En resumen, es una película soft para ver cualquier tarde, especialmente si te gusta alguna de las actrices que la protagonizan, pero nada más.

Un pensamiento en “Ocean’s 8, una película entretenida y nada más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Perfiles en Redes Sociales