El día que se estrenó Cleptómanas estoy segura de que Netflix me puso su tráiler a todo trapo y yo, seguramente, decidí no verla porque ese día no tendría ganas de ver adolescentes hacer cosas de adolescentes. Casi dos años después he decidido darle una oportunidad en un momento en que necesito desconectar de series y pelis que me hagan pensar más.

Cleptómanas está basada en la novela homónima escrita por Kirsten Smith, que curiosamente fue la co-guionista de Una rubia muy legal, 10 razones para odiarte o Ella es el chico. Todas ellas joyas pop de la comedia romántica adolescente.

Elodie, Moe y Tabitha son de todo menos amigas cuando se encuentran inesperadamente en una reunión de cleptómanos. Lo que al principio comienza siendo un secreto acaba convirtiéndose en una excusa para estar juntas, mientras poco a poco las tres se convierten en la comprensión y confianza que les falta con el resto del mundo hasta ser inseparables.

Sinopsis de Cleptómanas

La serie es sí misma me ha sorprendido bastante porque, como ya he dicho, esperaba algo ligero que me permitiera desconectar. Y aunque es bastante amena, creo que tiene puntos muy interesantes de reflexión.

Elodie, Moe y Tabitha

Cleptómanas es una serie sencilla, con dos temporadas de 10 capítulos cada una y una duración aproximada de 30 minutos. La serie gira entorno al día a día de tres adolescentes, cada una con sus problemas particulares. Como suele suceder en este tipo de series, los problemas se hacen bola hasta el final de temporada.

Personalmente, agradezco mucho que hayan terminado la segunda temporada de forma conclusiva. Cuando empecé Cleptómanas no sabía que ya se había cancelado, pero tras ver el último episodio de la segunda temporada tuve la impresión de estar frente al final de una serie (y no de una temporada), por lo que no me ha sorprendido en absoluto la cancelación.

Entre las cosas que más he disfrutado: las tres amigas. Siendo una serie de adolescentes no pueden faltar las borderías y los dramas amorosos, los secretos y las puñaladas… aún así, la amistad entre las tres protagonistas es bastante genuina. Particularmente, me ha gustado que la amistad fuera sincera y no un recurso más del que tirar para dar salseo a la serie. Estas chicas van juntas hasta el final, hacen un Thelma y Louise en toda regla.

Elodie, Moe y Tabitha

También he apreciado todos los temas interesantes que han añadido a la historia, y sobre todo, la forma de darles cabida. Una de las protagonistas es lesbiana y la otra sufre violencia de género. Estos dos temas, por ejemplo, son cuestiones sociales que necesitan visibilidad, pero normalmente cuando se introducen en una serie copan todo el protagonismo. Sin embargo, me parece muy acertado que en Cleptómanas no se pongan como tema principal, que no sean lo que define al personaje, sino que sea una parte más de lo que les sucede a estas jóvenes. Creo que se les da la relevancia necesaria sin caer en el victimismo ni el dramatismo innecesario.

Aunque también hubiera apreciado que hicieran lo mismo con el trastorno que da nombre a la propia serie: la cleptomanía. Mientras que la primera temporada se queda bastante floja y funciona solo como desencadenante de la amistad, en la segunda temporada de Cleptómanas consiguen darle un poco del protagonismo que merece, haciendo entender al espectador la ansiedad y el sufrimiento por el que pasa Elodie cuando roba. De todas formas, creo que no le han sabido dar una perspectiva interesante al tema.

Si tuviera que ponerle un pero sería que no he terminado de empatizar lo suficiente. Aunque las palabras fueran las acertadas y las actuaciones buenas, me ha faltado un algo. Para ser una serie dramática se queda bastante en la superficie.

Tabitha de Cleptomanas

Gran sorpresa creo que ha sido Tabitha. Su personaje parecía el más estereotipado y, sin embargo, acaba siendo el más interesante. Además, la voz del doblaje en castellano es super dulce y agradable. Por el contrario, creo que el personaje de Moe es el más previsible, lleno de clichés. Elodie sería el término medio entre las otras dos protagonistas.

Recomendaría Cleptomanas a quien disfrute de las series adolescentes (esto es imprescindible), que aprecie el soft drama y busque una serie de cabecera ligerita. Tampoco descarto esta serie para hacer un maratón de fin de semana. En este último caso, lo mejor es que es corta y está terminada.

¡Me gustaría saber qué os a parecido a vosotras! ¿Os ha gustado Cleptómanas? Creo que es una serie interesante. Básica con un puntito.

Por cierto, como dato curioso. Me ha hecho mucha gracia encontrarme a dos actores de la película 10 Razones para odiarte en esta serie, sobre todo tras deciros que la escritora de la novela en la que se basa Cleptómanas fue co-guionista de la película de la que hablamos. ¿Os habéis fijado en este detallito?

Si no lo habéis hecho, os cuento. La mujer que dirige las reuniones de cleptómanos ,y que acaba siendo madrina de Elodie, es Larisa Oleynik que interpretaba a Bianca Stratford en 10 Razones para odiarte (la hermana de la prota) y el padre desaparecido de Moe que aparece en la segunda temporada está interpretado por Andrew Keegan que interpretaba a Joey Donner el chico malo de 10 Razones para odiarte. Si hubiera habido una tercera temporada me habría encantado ver a Julia Stiles 😂

👉 No te pierdas Ginny y Georgia si te gustan las series de adolescentes y los dramas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Perfiles en Redes Sociales